Fachadas Cerámicas - arquitecturamendoza.com

Vaya al Contenido
Ocultos > Notas > Diseño > Diseño de Exteriores
FACHADAS CERAMICAS
Una epidermis con altas prestaciones técnicas y estéticas.

Como primera barrera o epidermis, la fachada protege al edificio de las agresiones externas y regula, con mayor o menor intensidad, los intercambios producidos entre ambiente exterior e interior.
Como parte de la fachada la cerámica cumple funciones de protección térmica; de impermeabilidad; de protección acústica; de protección contra propagación de incendios y de resistencia a ataques mecánicos y químicos. Constituye, además, la parte esencial de un cerramiento estético que añade luminosidad, auto limpieza, color, expresividad… permitiendo personalizar la imagen de cada edificio y/o adecuar ésta a la imagen urbana. Las propiedades más destacables del empleo de la cerámica en fachada frente a otros materiales son:
• Estéticas: Carácter modular y multiplicidad de formatos; variedad de tratamientos superficiales (brillo, mate, relieve, etc.); variedad cromática; adecuación como soporte gráfico; y versatilidad que permite una casi infinita combinación gráfica.
• De instalación: posibilidad de aplicado directo o a través de anclajes mecánicos. En ambos casos hay que tener en cuenta las interacciones que se producen entre los componentes de la pared exterior para garantizar un adecuado nivel de prestaciones.
• Técnicas: ausencia de generación de cargas estáticas; resistencia a productos químicos agresivos; incombustibilidad; asepsia; elevada resistencia a la abrasión; resistencia al agua. El creciente uso de la cerámica en fachadas ha sido posible gracias a los importantes avances tecnológicos en materiales; piezas especiales; sistemas de aplicado directo (adhesivos cementosos con aditivos específicos para mejorar la deformaciones, adherencia y resistencia a agentes externos.
Tipología de fachadas cerámicas
Su clasificación se realiza a partir de las soluciones técnicas en cuanto a la colocación de las piezas en fachadas:
• Adheridas directamente al cerramiento:
Las baldosas se adhieren directamente al cerramiento-soporte mediante adhesivos cementosos. El soporte es previamente preparado para asegurar que la superficie sea lo suficientemente plana antes de su colocación. Este procedimiento precisa de un estudio previo de proyecto para la disposición de juntas de dilatación que dividan los paños, y la adecuación modular de las piezas a la composición de la fachada. En todos los casos, se recomienda utilizar baldosas de formato pequeño o medio y aumentar el ancho de las juntas de colocación. La colocación se realiza en capa delgada por el método del doble encolado con adhesivos cementosos de alta adherencia.
• Ancladas mecánicamente y separadas del cerramiento:
Fachadas ventiladas
La fachada ventilada cerámica es un sistema de cerramiento constituido por elementos portantes interiores, a través de una subestructura, mediante fijaciones y anclajes, quedando entre el aplicado cerámico y la estructura portante, un espacio por el que puede discurrir una corriente de aire entre la parte inferior y la superior. Esta ventilación permite mantener condiciones de baja humedad en el hueco, de forma que se preserven las condiciones idóneas del aislamiento térmico incorporado. Respecto al control de la transferencia de energía en el cerramiento, la aportación básica es la de proveer al edificio de un primer “escudo” frente a la inclemencia exterior y de un substrato de aislamiento térmico. Con la fachada ventilada es posible realizar un aislamiento continuo por el exterior, evitando los puentes térmicos. La fachada ventilada cerámica acentúa esta condición mediante la estructura de separación, que garantiza una ventilación continuada a lo largo de toda la superficie de la fachada y ofrece las siguientes mejoras: protección térmica, estanquidad y estabilidad. Como solución constructiva típica, la fachada ventilada cerámica está constituida, de adentro hacia afuera, por los siguientes elementos:
• Superficie soporte sobre el que se asentará la fachada ventilada, constituida por el cerramiento básico del edificio que se apoya en la estructura del edificio, independizando la hoja exterior mediante el sistema de anclaje.

• Material aislante térmico que impide la transmisión térmica entre el interior y el exterior de la fachada. Incluye una estructura portante que permite la colocación del paramento exterior, contemplando la cámara necesaria para la convección del aire en el interior de la fachada ventilada.

• Sistema de anclaje formado por elementos por los que el revestimiento final queda mecánicamente fijado a la estructura portante.

• Cámara de aire ventilada en toda la fachada cuya misión es cerrar el paso de agua del exterior y evacuar la humedad gracias a su continua ventilación.

• Hoja exterior cerámica que define la cara exterior del edificio, formando la cámara de aire.
Las prestaciones que debe aportar la fachada ventilada cerámica son: reflectante, autolimpiable, resistente al soleamiento y a la luz natural, ser estanco al agua y al viento, y absorbente del ruido exterior. Sus formatos de fabricación deben ser modulares, adaptables a la composición de la fachada y a las juntas de dilatación necesarias. Se considera como prestación valorable el aligeramiento del sistema envolvente y la libertad de elección entre materiales y diseños. La estructura interna del cerramiento, con posibilidad de diferentes estratos, podrá estar conformada por distintas capas con distintas funciones: una capa aislante térmica de baja densidad, una capa acumuladora térmica de alta densidad y conductividad, una capa aislante acústica, estanca y de alta densidad, una cámara de aire, estanca o ventilada, y una capa que actúa como barrera de vapor, en la cara caliente. La fachada en su conjunto debe ser estanca a la presión del viento (infiltración de aire), permeable al vapor de agua en la cara fría, y actuar como posible barrera de vapor en la cara caliente (evitar condensaciones intersticiales). 
El gres porcelánico en las fachadas ventiladas

Gracias a los grandes avances tecnológicos, el material cerámico cuenta entre su oferta con piezas de porcelánico en gran formato con múltiples ventajas frente a otros materiales de uso tradicional para fachadas ventiladas tales como las piedras naturales, composites, planchas metálicas, etc. 

El gres porcelánico presenta una elevada precisión dimensional; una alta homogeneidad; no presenta expansión significativa por humedad; ofrece valores reducidos del coeficiente de dilatación; elevada resistencia a la corrosión; alta resistencia a ácidos; a la radiación solar; a las heladas; y es de fácil mantenimiento y limpieza.
DEJANOS TU OPINION, NOS INTERESA

sin comentarios
MUCHAS GRACIAS!!!
Regreso al contenido